sábado, 31 de octubre de 2009

EL PLACER DE CAMINAR POR LA CIUDAD











Uno de mis placeres es caminar por la ciudad, descubrirle los secretos de sus rincones, aquellas cosas que llaman mi atención por sus contrastes. Ayer, como suelo hacer regularmente, después de almorzar una crema de papa en un Restaurante cuya especialidad son las sopas, salí a andar en dirección al barrio de Mitte. En mi peregrinage descubrí detrás de unos muros un pequeno cementerio, entré, sólo unas cruces de cemento o marmol negro con inscripciones en dorado, y en el centro un cristo sobresaliendo en un pequeno cuadrado delimitado por una verja de hierro. El suelo casi completamente cubierto de hojas amarillas, que el otono arrancaba a los árboles despojándolos de su vestidura de verano. Al final de la tarde me encontré con Ralf y terminamos cenando en un Restaurant espanol en el Hackescher Markt.
por Luis Ruiz

martes, 27 de octubre de 2009

Nomadismo en el ciberespacio

Nomadismo en el ciberespacio

AMANECER

La manana se estira perezosa
intentando liberarse del sueno
que todavía le empana los ojos
Va atientas tras las huellas
de su luz
No parece animada a hacer
muchos esfuerzos
La manana es un cuerpo
abandonado a la voluptuosidad
de sus propios encantos
Se entrega sin reparos
al amante más incauto
Es dulce y terca
Sabe ejercer las armas de la conquista
Acaricia y muerde
Iniciática en todos sus contornos
Andar la manana
Creer que no tiene secretos
Descubrirla paso a paso
sin prisas
Degustarla como al buen vino
Respirarla Poseerla
La manana es ese amante indispensable

domingo, 25 de octubre de 2009