sábado, 29 de diciembre de 2012

De Ángel Collado Ruiz.




El ojo que muere 
despide mis pies  

De coral
tiñe al cielo
clava su hiriente filo
se posa sobre mi alargada sombra 
regala su agonía


Read more: http://angelcolladoescribe.blogspot.com/2012/12/blog-post_28.html#ixzz2GQwMuwya


Por Luis Ruiz.

jueves, 27 de diciembre de 2012

Allí está el sol.

Allí está el sol. Y el viento moviendo el pino. Quien podría afirmar que no todo está en orden? No todo es lo que parece. Hay recuerdos, imágenes, y los sueños que nunca abandonan el campo de batalla. Pero sobre todas esas cosas está la vida. Escribía hoy junto a un dibujo hecho a pluma: Por sobre todas las cosas quedará lo que hallamos sido capaces de crear. Y pensaba: Hay vidas que nos superan y a las que nunca daremos alcance. Pero eso no significa una derrota, todo lo contrario; un acicate.

Por Luis Ruiz.

jueves, 20 de diciembre de 2012

Por si acaso.

Por si acaso mañana ya no estamos. El final anunciado. Cuantos no harán su viernes a costa de los asustadizos. Y hay un lugar en Francia, lo he visto en el noticiero, inundado por los "iluminados". Los que quieren salvarse. Ni aunque fuera verdad quisiera verme entre ese grupúsculo. Qué haría sin los demonios que me rodean? De eso nada. Pero, quien asegura que esos "iluminados" son mejores? Mejor malo conocido, que bueno por conocer, dice un dicho.

Por Luis Ruiz.

martes, 18 de diciembre de 2012

Conversación con Osvaldo Lugo.

Una linda conversación por teléfono con mi amigo Osvaldo Lugo, después de largo tiempo...naturalmente que ambos deseamos volver a vernos y abrazarnos...los grandes amigos no se olvidan ni dejan de quererse.
Por Luis Ruiz.

Nosotros y el mundo de afuera.

Nosotros desde aqui, encerrados en este pequeño espacio, frente a una pequeña pantalla, no vamos a resolverle el problema a los otros. En todo caso seremos nosotros los que nos perdamos en ese mundo absurdo paranoico surreal, al que cedemos inconcientemente, perdiendo nuestra verdadera esencia. A crear!.
Por Luis Ruiz.
 
 
 

domingo, 16 de diciembre de 2012

3. Advent.

Bueno, tercer Advento (ni siquiera sé si se dice asi en español). Son cuatro, cada domingo se enciende una vela de las cuatro que conforman el decorado. Pués de eso se trata, existen cientos de formas de presentarlo, según la fantasía de cada cual. Yo no sabía que era eso, lo conocí aqui en Alemania. En Cuba, cuando iba a la iglesia no era precisamente por religioso, ni sabría decir por qué iba. Aunque me gusta entrar a las iglesias, por esa atmósfera tranquila, relajante. Y las construcciones de las iglesias también me gustan. Aunque la fecha tiene origen religioso y tantos la celebran, la mayoría lo hace por costumbre y no porque eso le diga nada especial, mucho menos lo relacionan con la religión, que a estas alturas del guateque ya la gente no está para esa candanga. Además, las religiones han probado su ineficiencia y desmoralización y atraso con respecto a los tiempos que corren, y nadie quiere virar el rumbo de la vida.

Por Luis Ruiz.

sábado, 15 de diciembre de 2012

El deshielo.

A empezado a derretirse la nieve, se mezcla con la arena que riegan para no resvalar cuando caminas. Se hace un fanguero horripilante, y crees que estás en medio de la Pampa. O allá en Sopimpa (sabían que hay un lugar que se llama Sopimpa?) donde nació mi amigo R. Empieza a lloviznar y todo se pone gris. El puré de lentejas caliente en el Mercado de la Plaza calienta el cuerpo. Después de comprar algún material para trabajar y algunos pinceles que están en oferta, lo mejor es regresar a casa y refugiarnos en nuestro mundo limpio y ordenado. Ya en casa es como estar debajo del carapacho de la jicotea; a salvo. Ralf hace café, pica una cuña de dulce de queso que ha horneado él mismo, y me lo trae a la biblioteca. Oscurece, aunque es media tarde. Felíz de que los mensajes que envío a la familia llegan. Preparo un cuadro.





Por Luis Ruiz.

Sin título, técnica mixta.

Es una obra que acabo de hacer, experimentando, una técnica simple y rudimentaria para traspasar imágenes sobre el lienzo y luego pintar sobre ellas. Lo que me gusta es el resultado final, de inacabado, que es lo que más me gusta.





Por Luis Ruiz.

Foto de la red.

Es una foto bastante cruel, y dice mucho del mundo en que vivimos, lamentablemente. Pero lo peor, no creo que mejore.


Por Luis Ruiz.

jueves, 13 de diciembre de 2012

Como las cosas simples...

Como las cosas simples pueden llenar de satisfacción la brevedad de un momento. Y aquellos que tratan de buscarle la metatranca a todo lo que les rodea. No los entiendo. Saben cuanto tiempo se pierde en esas cavilaciones? Y ni hablar de los especuladores. Pero ya se sabe, en la Viña del señor hay de todo. Eso es diversidad, si señor. Yo añadiría: Por qué sufres con lo que yo gozo? Pero una cosa piensa el borracho y otra el cantinero. A propó, ayer me acosté tarde tejiendo, y hoy me levanté con las agujetas en la mano. Ya casi termino el chal. No es eso trascendental? Si que lo es. Y como soy capaz de hacer mil cosas a la misma vez, mientras tejo pruebo a traspasar imágenes de una foto al lienzo. Con un método muy simple y artesanal, pués es ese resultado impreciso el que da carácter al trabajo. Me gusta probar siempre nuevas formas de hacer, por eso mi obra es tan ecléptica. Hacer siempre lo mismo me aburre, no puedo. Seré siempre un principiante, no podrá ser de otra forma.

Aqui una foto que hice hace algunos meses.


Por Luis Ruiz.

viernes, 7 de diciembre de 2012

La luz sobre el tejado.

Sigue el sol allí, tibio, es cierto, pero ilumina. El sol sobre el tejado. Iluminando fantásticamente la nieve que ha caído y que persevera. Vengo a este espacio donde todas mis ideas se hacen sueños multiplicados que me salvan. A esas ideas se suman otras; la de un viaje inevitable que debo hacer y que no sé si desee realmente. Pero ahora lo inmediato es el invierno, y esas otras ideas que me alimentan. Crear. Sin importar el rumbo de las palabras y los colores y las hojas y los lienzos. Crear.





Por Luis Ruiz.

El 7 de diciembre de 1990 murió en Nueva York el escritor Reinaldo Arenas.

"Antes que Anochezca" (fragmento)
By REINALDO ARENAS
" Oh Luna! Siempre estuviste a mi lado, alumbrándome en los momentos más terribles; desde mi infancia fu
iste el misterio que velaste por mi terror, fuiste el consuelo en las noches mas desesperadas, fuiste mi propia madre, bañándome en un calor que ella tal vez nunca supo brindarme; en medio del bosque, en los lugares más tenebrosos, en el mar; allí estabas tu acompañándome; eras mi consuelo, siempre fuiste la que me orientaste en los momentos más difíciles. Mi gran diosa, mi verdadera diosa, que me has protegido de tantas calamidades; hacia ti en medio del mar; hacia ti junto a la costa; hacia ti entre las costas de mi isla desolada. Elevaba la mirada y te miraba; siempre la misma; en tu rostro veía una expresión de dolor, de amargura, de compasión hacia mí; tu hijo. Y ahora, súbitamente, luna, estallas en pedazos delante de mi cama. Ya estoy solo. Es de noche.... "
 
 
Por Luis Ruiz.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Teatro del Eclipse: Titeres en La Casa de juventud El Rosario

Teatro del Eclipse: Titeres en La Casa de juventud El Rosario: Pelirrojo Y Colorina buscan la navidad, se encuentran con la magia de ella pero...dónde está la felicidad de encontrarla y celebrarla? CA...

Poema de Luis Rogelio Nogueras.


No intentes posar tus manos sobre su inocente
cuello (hasta la más suave caricia le parecería el
brutal manejo del verdugo).
No intentes susurrarle tu amor o tus penas
(tu voz lo asustaría como un trueno en mitad de la noche).
No remuevas el agua de la laguna no respires.
Para ser tuyo tendría que morir.

Confórmate con su salvaje lejanía
con su ajena belleza
(si vuelve la cabeza escóndete en la hierba).
No rompas el hechizo de esta tarde de verano.
Trágate tu amor imposible.
Ámalo libre.
Ama el modo en que ignora que tú existes.
Ama al cisne salvaje.

Luis Rogelio Noguer

martes, 4 de diciembre de 2012

Un dia como otro cualquiera.

Lo primero que hago, después de ir al baño, lavarme la boca y la cara, y mirarme en el espejo por supuesto (me encantan los espejos y mirarme en ellos), es ir a la cocina y hacerme un café. Luego regresé a la cama con la taza, y lo bebí debajo de las mantas frente a la tele. No miré tele diarios, no, sino un programa más ligero; una Revista Matinal. Las noticias de aqui no se diferencian de las de otros lugares, aunque cada cual crea que los problemas de allá sean peores que los de aqui, y viceversa. Después llamé a mi amigo Domingo en Barcelona, que hoy tiene cumpleaños. Hablamos algo más de una hora, y como siempre, hablamos de lo profano y lo divino, a nuestro aire. Hoy también es el dia de Santa Barbara, pero como la verdad, no soy tan creyente... Además, el 4 de diciembre me trae malos recuerdos, y cuando el mal es de cagar ni los santos resuelven el problema.

sábado, 1 de diciembre de 2012

RuizArt - Malagueña - Ernesto Lecuona.

De disfraces y Papá Noé.

Tal vez no venga a caso, pero se me ocurre, al observar este grupo de personas disfrazadas de Papá Noé, el interés casi perverso que me inspiran los uniformes. Por ejemplo, los uniformes de guardias y policias me sugieren violencia, guerra, delación, todo un conjunto de sentimientos negativos. Al mismo tiempo, según quien lo vista, este mismo uniforme puede provocarme deseo carnal, exitación sexual. De cualquier forma los disfraces, como los uniformes, ocultan algo, y no siempre algo positivo. Muchos lo utilizan como una forma de ejercer el poder o hacer daño. Se dió el caso el año pasado aqui en Berlin, de un Papá Noé que, en uno de los Mercados de Navidad ofreció bebida adulterada o envenenada o algo así a algunas personas. Ahora alertan sobre estar atentos a quienes puedan repetir la fechoría, no aceptar bebidas de extraños, por ejemplo. De repente, los Papá Noé, que sobre todo a los niños causan tanta admiración, se convierten en personajes dudosos que pueden utilizar el anonimato de su disfráz para hacer el mal. Como vivimos en tiempos tan siniestros, donde el bien y el mal van de la mano causando confusión y desconcierto, nos vemos en la disyuntiva de dudar incluso de aquellos que nos muestran su rostro venevolente, porque incluso esos pueden esconder un monstruo disfrazado de bondad.


Por Luis Ruiz.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Ai Weiwei - Never Sorry .

Marianela Boán, una mujer artista, o una creadora indispensable.

Marianela Boán: El inicio de un camino…
Por: Mercedes Borges Bartutis
11/ 08/ 2012
Marianela Boán: El inicio de un camino…La coreografía, ya se sabe, es un arte muy complejo. El gran problema de la danza hoy, como casi siempre, es el de encontrar buenos coreógrafos. El arte coreográfico es complicado, variado y altamente especializado. Tal como el mundo del teatro gira alrededor del dramaturgo, el mundo de la danza gira alrededor del coreógrafo. 
La danza cubana tuvo por suerte a Marianela Boán, una coreógrafa que siempre produjo obras de gran empaque, una mujer determinante para la historia de la danza en esta Isla. Digámoslo claro: la vitalidad de Marianela Boán, su capacidad de invención, dejó a la zaga al resto de los creadores cubanos, en materia de danza. Todavía hoy, no ha surgido un coreógrafo que supere el trabajo legado por Marianela Boán, para la cultura cubana. 
Esta mujer se propuso con su DanzAbierta agredir al espectador, decodificar sus hábitos y mover su pensamiento. Así puso una nota diferente en el gran concierto de la danza cubana del momento. 
Seguidora de la obra de Pina Bausch y Eugenio Barba, Marianela se insertó en la llamada danza-teatro y le dio a su grupo, en una primera etapa, títulos como Sin permiso, Locomoción, Antígona, y Retorna. Le dio también un entrenamiento diferente con el contact improvisation, a través de Gabri Christa, bailarina de Curazao formada en Holanda. 
Gabri recibió entrenamiento con la escuela de Trisha Brown y vivió en Cuba, donde trabajó con DanzAbierta en los primeros años, invitada por Marianela. La bailarina aportó a DanzAbierta un título bien interesante como Un árbol poco vibratorio
Los integrantes de DanzAbierta se entrenaron, además, con el método Volando Bajo, de David Zambrano, entre otras muchas opciones alternativas de movimiento. 
La propia Marianela describió lo que significó aquel comienzo para ella como creadora, cuando recordó en La Gaceta de Cuba que 1988, fue un año de explosión del arte joven en Cuba. Todos comprometiéndonos cada vez más con la realidad real, con la realidad no TV, no ideal, viendo al hombre desde otros ángulos, sacando a la luz las preguntas ocultas de todos, preguntando en alta voz sobre el coro de susurros. 
Mi generación viniendo de viejos instrumentos expresivos que habían retrocedido aún más cuando el duro golpe a la cultura de los años setenta. Ramiro Guerra desapareciendo con su vanguardia, recogiendo sus iconos, sus osadas experiencias y guardándolas dolorosamente para nosotros en la memoria que la recuperaría en los años ochenta.  
Y yo abierta y recibiendo estímulos, pero en mis manos la danza dormida de los años cincuenta. Redescubriendo en los ochenta los sesenta del mundo. Descubriendo veinte años después en mi propia madurez las tendencias de una vanguardia que ya había cristalizado, trascendió entonces la creadora. 
A veces en los laboratorios la química es muy efímera. Para Marianela y su grupo surgió una etapa de crisis. Fue para ella, un período de trabajo en solitario bajo el mismo rótulo de DanzAbierta. 
De esa época se recuerdan piezas como Fast Food, Gaviota, La carta, y Últimos días de una casa que confirmaron el potencial creador de Marianela Boán. 
También por esta época creó Degas para el Ballet Nacional de Cuba, una pieza que lamentablemente la compañía bailó poco, pero que anotaba un punto bien diferente en la manera de hacer de esta coreógrafa cubana.

(Tomado del muro de Facebook de la artista).

Por Luis Ruiz.

Fragmento de Demian, de Hermann Hesse.

"Las cosas que vemos son las mismas cosas que llevamos en nosotros. No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque creen que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino que elige la mayoría..."-Hermann Hesse
Demian (fragmento)
Por Luis Ruiz.

martes, 27 de noviembre de 2012

Se hace noche en Berlin.

Se hace noche en Berlin. Sé que estás cerca y te siento. No es que me pierda entre mundos imaginarios, sino que me encuentro a cada paso. Bebo un trago  y brindo por todas las ausencias. No estoy triste, le he ganado todas las batallas al dolor. Salgo, me mojo, tengo frio, y qué? Ya no doy cuenta de mis actos a nadie, no me arrepiento de nada. A los mongos con sotana y a los dictadores de turno les riego el rostro con la savia de  mi sexo para que les nazcan verdades en la saliva.

Por Luis Ruiz.

jueves, 22 de noviembre de 2012

martes, 20 de noviembre de 2012

La ambiguedad.

Tomado de La inmortalidad, de Milan Kundera.

La ambiguedad (fragmento).

A Brigitte le había gustado desde su infancia sentarse en el regazo de su papá, pero creo que cuando tenía dieciocho años le gustaba aún más. A Agnes aquello no le llamaba la atención. Brigitte con frecuencia se metía en la cama de sus padres ( por ejemplo por la noche, cuando miraban la televisión) y entre los tres había una intimidad física mayor que la que en otros tiempos hubo entre Agnes y sus padres. Sin embargo no se le escapaba la ambiguedad de aquella escena: una chica mayor, con unos pechos y un trasero grandes, se sienta en el regazo de un hombre guapo aún lleno de fuerzas, toca con esos pechos agresivos sus hombros y su cara y le dice "papá".

Una vez se reunió en su casa un alegre grupo de gentes y Agnes invitó también a su hermana. Cuando todos estaban de muy buen humor, Brigitte se sentó en el regazo de su padre y Laura dijo: !. Brigitte le dejó una rodilla libre y las dos se sentaron así en las rodillas de Paul.

Esta situación nos recuerda una vez más a Bettina, porque fué ella y nadie más que ella quien elevó lo de sentarse en el regazo a clásico modelo de ambiguedad erótica. He dicho que atravesó todo el campo de batalla erótico de su vida protegida por el escudo de la infancia. Llevó ese escudo ante sí hasta los cincuenta años para cambiarlo luego por el escudo de madre y acoger ella misma a jóvenes en su regazo. Y volvía a ser una situación estupendamente ambigua: está prohibido sospechar de las intenciones eróticas de una madre con respecto a su hijo y precisamente por eso la posición de un jóven sentado (aunque sea en sentido figurado) en el regazo de una mujer madura está llena de significaciones eróticas, que son tanto más sugestivas cuanto más nebulosas.





Por Luis Ruiz.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Una razón de vivir.

Puedo pasar horas frente a la computadora trabajando fotos, experimentando con todas las posibilidades técnicas que algunos programas ofrecen. Nunca estudié fotografía ni diseño, pero no hay mejor escuela que hacer y hacer, y sobre todo ser muy curioso, atreverse.


Por Luis Ruiz.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Beijing Design Week 2012.


De los retratos de familia.

Es una serie de fotos de mi familia que voy desempolvando y actualizando. Las trabajo en forma de collage y luego las retoco digitalmente. Un trabajo muy primario, bien simple, que me gusta mucho hacerlo, unas veces sólo con el teléfono, o ayudado con la computadora.
La foto es de mis padres.


Por Luis Ruiz.

martes, 13 de noviembre de 2012

La Peregrina Magazin rinde homenaje al poeta cubano David Lago Gonzalez.


DAVID LAGO GONZALEZ EN EL PRIMER ANIVERSARIO DE SU PARTIDA



DAVID LAGO GONZALEZ, CAMAGUEY, CUBA



La educación fisiológica.


Las bohemias de la libertad
encontraron su lugar definitivo en el armario del aseo.
Estaba la primera, estaba la segunda.
Aquel hombre de perfil pintado como una quilla
sobre una de las cubiertas; en la otra el alma máter con su gorro frigio.
O la patria con su gorro frígido, el muchacho se hacía un lío
de palabras parecidas y olores semejantes
que al final de aquel largo verano terminarían siendo el mismo.
¿Cómo llegaron hasta allí los símbolos del cambio?
Parece que todos los elementos telúricos se pusieron de acuerdo
y en el silencio impronunciable tomaron vida,
y ellos solos fueron desplazándose hasta hallar dentro del espacio cerrado
la oscuridad suficientemente grata
para ir soltando su podredumbre de bicho muerto.
El muchacho las ojeaba cada vez que tenía tiempo.
La mirada fija de aquella mujer que yacía muerta en una camilla de la morgue,
o sobre la yerba de un barrio periférico, da igual.
Las uñas arrancadas en una sesión de extrema manicura.
El horror simplón de los locos en Mazorra.
Compartían tiempo y tedio con el cuerpo delator que colgaba del árbol,
los parquímetros apaleados en la capital,
la secuencia de fotos en que Sosa Blanco pierde el sombrero
mientras se desliza paredón abajo
tiznando de grafito bohemio el muro.
El grafito se presumía rojo sangre en la realidad
pero en la imagen de la revista aparecía como un manchón disolviéndose hacia abajo.
Y el soniquete de aquellos días: “¿Qué pasa si Sosa pasa?
Y si Sosa pasa, ¿qué pasa?”  repetía el muchacho
sentado en la porcelana blanca.
¡Cuánto ruido de repente sale de aquellas hojas medio húmedas,
y a la vez casi tan secas,
para quebrarse al primer roce de un hombre
que ya envejeció de pronto y quedó atrapado en su cuerpo de niño!
Y pasó todo el tiempo de su futuro en un minuto del pasado
sobre el muchacho,
y él no lo supo hasta mucho después,
hasta que todas las estaciones de una vida real
sustituyeran aquella hierba de un solo tono uniforme y cansino.
Sigue repitiendo sin pensar el soniquete en todas sus casas futuras
“¿Qué pasa si Sosa pasa?  Y si Sosa pasa, ¿qué pasa?”
y nunca meditaba qué pasaba y qué tenía que pasar,
pero sea lo que sea pasó, pasó cada vez que él estaba solo en el baño,
pasó y continúa pasando, y ya nadie puede enseñarle
que se estremezca ante el horror o ante la alegría
porque ambas cosas son parte de una misma magia sin encanto.


(Madrid, 10 de febrero de 2009)
© 2009 David Lago González



David Lago González, Camagüey, Cuba, 1950 - Madrid, España, 2011. Considerado uno de los mejores poetas de Cuba, también escribía ensayos y narrativa. Salió de la Isla en 1982 y residió por uchos años en Madrid, España. Fue uno de los peregrinos originales y no le gustaba dar detalles de su vida; se presenta con su obra: intensa, atrevida y honesta. Tiene publicado los libros: Jazz Session, La Fascinación de lo difícil, La Mirada de Ulises, Lobos, Manual de convalecencia, Paseo de vida y muerte entre la tragedia y la pachanga, Tributos, Hilos, tapices y telares,  y La resaca del absurdo y Memorias del Este, Old Spice y Los sonidos del silencio, éstos tres últimus publicados por Ediciones Hoy no he visto el paraíso. Era asistente editorial de La Peregrina Magazine

Poesía de libertad, de Ángel Collado Ruiz.


Poesía en Libertad.

Al fuego eterno los alimentadores de la ignorancia, los sembradores de oscuridad, amantes del claustro sectario, recóndita soledad los espera Fortalezcamos el mensaje, afuera hay muchos que requieren ver la luz de la idea El entusiasmo desborda la forma, los poetas se han dado prisa en la tarea el foro más digno esta en la calle junto a los que sienten ansiedad El tiempo apremia decir, los amantes de la censura tendrán , como siempre, pretextos para dictar a la audiencia las conclusiones que más les acomode
 
Por Luis Ruiz.

lunes, 12 de noviembre de 2012

Tiergarten. Hoy.

Salí a caminar como es mi costumbre todos los dias. No importa el tiempo que haga, intento recorrer la mayor distancia posible cada día. Hoy fuí a dar al Tiergarten, que está a poco más de cuatro kilómetros de casa. Un enorme parque en medio de la ciudad. Berlin es una ciudad con muchos espacios verdes, y éste es uno de los más grandes y hermosos. Con mi cámara siempre a cuestas. O, como en este caso, que tomé la foto con el teléfono.


Por Luis Ruiz.

La mujer de mi vida, digital.


Por Luis Ruiz.

sábado, 10 de noviembre de 2012

Levedad.

Por Luis Ruiz.

Video Arte.



Despierta con la sensación de que lo han besado.

Despierta con la sensación de que lo han besado. Abre los ojos. La humedad de unos labios sobre los suyos es cierta. Es casi media mañana. La luz que entra por la ventana es pobre. Dice algo aún vencido por el sueño. Se levanta. Va al baño, orina. Orinar es un placer innombrable. Mira su sexo duro y fuerte todavía. El cuerpo es un baluarte personal que hay que cuidar. Se lava los dientes y la cara. Su propia imágen en el espejo es una revelación de lo que significa el tiempo.
El tiempo futuro determinará su permanencia en la tierra.




Por Luis Ruiz.

jueves, 8 de noviembre de 2012

La iglesia critica el aval al matrimonio gay.


La Iglesia arremete contra el aval del Constitucional al matrimonio gay

El obispo Munilla reprocha al Tribunal “falta de fidelidad” a la Carta Magna

Martínez Camino defiende el derecho de los niños a tener un padre y una madre

No podía esperarse otra cosa, digo yo, de esta curie parásita.

Por Luis Ruiz.

 

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Francia aprueba el matrimonio homosexual.


El Gobierno francés envía al Parlamento el matrimonio homosexual

La futura norma busca «aportar más seguridad, más protección para aquellos que quieren vivir juntos»

 

Por Luis Ruiz.

La anti-democracia según San Luis.


Día gris y frio, típico noviembre. Cuando leo en la prensa y otras páginas de éste mundo virtual que nos atrapa en sus redes, la opinión de tantos que dan por hecho que sus palabras expresan toda la verdad del mundo, y que no existe otra, no puedo hacer otra cosa que cambiar la mirada, y seguir mi camino. De un tiempo a esta parte muchos son los que se otorgan, no el derecho a opinar que este nos pertenece a todos, sino a través de esas opiniones condenar y dictar sentencia como algo absoluto, y punto. No obstante se la pasan enarbolando la bandera de la democracia, sólo que estas banderolas están hechas de telas diferentes, y algunas no más soplar el viento, se deshilachan convirtiéndose en ripio. Criticamos los países totalitarios que no aceptan otras opiniones, pero cuando se alzan otras voces que no coinciden con nuestro verbo, arremetemos y lapidamos. Es patético. Ya ni sabemos en que categoría encerrar los discursos, y son tantos.




Por Luis Ruiz.

Retrato de familia. Fotos de mi familia digitalizadas.



Por Luis Ruiz.

El matrimonio gay en España es constitucional.

(Fuente El Pais)

El matrimonio gay es constitucional
El Tribunal avala la Ley aprobada por el Gobierno de Zapatero y recurrida por el PP de Rajoy. Ocho magistrados, uno de ellos conservador, respaldan la norma. Más de 22.000 parejas se han casado desde su entrada en vigor


Por Luis Ruiz.

lunes, 5 de noviembre de 2012

Ataques a homosexuales en Rusia.

(Fuente ABC. es)


Un parlamentario ruso: «La homosexualidad es una enfermedad. Debe ser tratado como un diente que duele»
Aumentan los ataques a homosexuales en Rusia. Los testimonios apuntan a que las bandas organizadas que los provocan podrian estar protegidas por la policía y por el Gobierno


Por Luis Ruiz.

Pez isla.

Por Luis Ruiz.

domingo, 4 de noviembre de 2012

La última venganza de Truman Capote. (El Pais)




La última venganza de Truman Capote contra la alta sociedad de Nueva York
Sale a la luz el manuscrito inédito «Yates y cosas», que formaba parte de su libro inacabado «Plegarias atendidas»





Decía Virginia Woolf (1882-1941) que, con cierta frecuencia, solía «saquear» las bibliotecas públicas y las encontraba «llenas de tesoros hundidos». Esa misma sensación, la de poseer un tesoro literario entre las manos, es la que debió experimentar Sam Kashner, colaborador de la edición estadounidense de la revista «Vanity Fair», en la Biblioteca Pública de Nueva York. Hace unos meses, Kashner descubrió, en la Sección de Manuscritos y Libros Raros de la institución, «Yates y cosas», un relato inédito de seis páginas escrito por Truman Capote y que formaría parte de «Plegarias atendidas», libro que el autor dejó inacabado.

Según Kashner, en el texto, que aparecerá publicado en el número de diciembre de «Vanity Fair» y podrá leerse online a mediados de noviembre, «el narrador es claramente Truman y Mrs. Williams es, posiblemente, Katharine Graham, editora del ‘Washington Post’». La narración detalla cómo «los dos están listos para embarcarse en un idílico crucero de tres semanas por el Mediterráneo a bordo de ‘La brujería’, el yate alquilado de un amigo, pero debido a una muerte en su familia, su anfitrión italiano -muy probablemente Gianni Agnelli- no puede unirse a ellos en el último momento», explica en la revista el descubridor del relato.

Pese a los lógicos recelos que surgen cada vez que el adjetivo «inédito» se asocia al supuesto trabajo de algún escritor fallecido, Sam Kashner defiende su hallazgo. Para ello recurre a Joanne Carson, en cuya casa murió Capote. «En mi casa tenía una habitación para escribir y pasó mucho tiempo allí porque era un lugar seguro. Tenía muchos manuscritos, muy buenos. Leyó un capítulo, pero llamó alguien y cuando volví lo puso a un lado y dijo: ‘Lo leeré tras la cena’. Pero nunca lo hizo, ya sabes lo que pasó», explica Carson.
Una idea de Santa Teresa

Lo que pasó fue que Truman Capote falleció el 25 de agosto de 1984 dejando inacabada «Plegarias atendidas», cuyo título tomó de una idea de Santa Teresa (se derraman más lágrimas por las oraciones contestadas que por las que no tiene respuesta) y que vió la luz en 1987 con tres capítulos: «Monstruos Perfectos», «La Côte Basque» y «Kate McCloud». En ellos, publicados de forma separada entre 1975 y 1976 en «Esquire», Capote realiza un feroz y sarcástico retrato de la alta sociedad neoyorquina, incluyendo detalles de la vida de Gloria Vanderbilt, Peggy Guggenheim o Jacqueline Kennedy Onassis.

Todos ellos, hasta entonces sus «amigos» y quienes le acompañaron en el famoso «Baile en blanco y negro» en el Plaza de Nueva York en noviembre de 1966 en honor de Katharine Graham, le condenaron al ostracismo tras la publicación y muchos ni siquiera volvieron a dirigirle la palabra. Durante sus últimos años, Capote habló con su editor, en numerosas ocasiones y con todo lujo de detalles, de cuatro capítulos restantes de «Plegarias atendidas», llegando a citar fragmentos de diálogos. Dicho material, que nunca llegó a entregar a Random House, habría desaparecido tras su muerte.
Leyendas urbanas

El editor americano de Capote, Joseph M. Fox (1926-1995), cuenta en el prólogo de «Plegarias atendidas» (Anagrama), cómo su albacea literario, su biógrafo y el propio Fox llevaron a cabo «un minucioso examen de todos los efectos personales del autor tras su muerte». El resultado fueron ocho cajas grandes que en 1985 fueron donadas a la Biblioteca Pública de Nueva York por los herederos de Capote. «Lo guardaba prácticamente todo y no había razón alguna para destruir tales documentos», asegura Fox.

En dicho prólogo, el editor incluye «Yates y cosas» dentro de los «capítulos que (Capote) mencionó en algunas conversaciones conmigo y con otras personas». Incluso hay teorías sobre la pérdida del material. La primera dice que el manuscrito fue terminado y está oculto. La segunda es que Capote no escribió ni una línea más tras publicar «Kate McCloud» en 1976. Y la tercera es que sí escribió algún capítulo, pero lo destruyó. No sabemos qué pensaría Fox, partidario de la última, al conocer el descubrimiento de «Yates y cosas», aunque, como decía en el prólogo: «No dudo que estas líneas existieran solo en su cabeza, pero cuesta creer que en algún momento no las plasmara en papel».
«Plegarias atendidas» de un ama de casa
POR PATRICIO PRON
Al terminar el baile que Truman Capote dio en el hotel Plaza de Nueva York para celebrar el éxito de A sangre fría, el escritor norteamericano se dirigió a su apartamento y no volvió a escribir. Era la madrugada del 29 de noviembre de 1966 y el autor había prometido a sus editores un libro que no entregó ese año ni el siguiente y que sólo se sentó a escribir seis años después. Gore Vidal dijo en una ocasión que Capote era «un ama de casa de Kansas hecha y derecha», y lo cierto es que ésta disfrutó mucho de ser famosa, que era su único deseo y la razón principal por la que había ido a Nueva York algo más de veinte años antes. Capote se dedicó a ingerir enormes cantidades de alcohol y fármacos y a alternar con sus nuevas amistades, las personas más famosas de su época, para las que se convirtió en una pequeña y maliciosa mascota. Claro que no era una mascota sino un escritor y Capote decidió contar todo lo que había visto. El resultado fue «Plegarias atendidas», que le granjeó el odio y el rechazo de aquellos que alguna vez lo habían celebrado. No era lo que tenía en mente, así que dejó el libro inconcluso: sus oraciones habían sido atendidas pero, como anunciaba desde el título de su libro, por ellas suelen derramarse lágrimas. «Plegarias atendidas» es el monumento a un talento desperdiciado, las últimas noticias de un autor que llegó hasta el final del camino una tarde de verano y descubrió que el sitio al que se dirigía era un espejismo.


Por Luis Ruiz.

"Nevermore", Paul Verlaine.





Nevermore
Vamos, pobre corazón mío, vamos, mi viejo cómplice,
levanta otra vez y pinta todos tus arcos triunfales;
quema incienso rancio en tus altares de oro falso;
siembra de flores los bordes abiertos del precipicio;
¡vámos, pobre corazón mío, vamos, mi viejo cómplice!
Eleva a Dios tu cántico, oh chantre rejuvenecido;
entona, órgano enronquecido, espléndidos Te Deum;
anciano precoz, pon afeites sobre tus arrugas;
cúbrete de tapiz morado, muro amarillento;
eleva a Dios tu cántico, oh chantre rejuvenecido.
¡Sonad, cascabeles; sonad, campanillas; sonad, campanas!
Porque mi sueño imposible ha tomado forma y yo la tengo
entre mis brazos ceñida: la Felicidad, esa alada
viajera que el hombre evita los acercamientos.
¡Sonad, cascabeles; sonad, campanillas; sonad, campanas!
La Felicidad ha caminado codo a codo conmigo;
pero la FATALIDAD en absoluto conoce tregua:
el gusano está en el fruto, el despertad en el sueño,
y el remordimiento está en el amor: tal es la ley.
La Felicidad ha caminado codo a codo conmigo.
-Paul Verlaine

Por Luis Ruiz.