viernes, 14 de octubre de 2011

Unicef alerta de que hijos de inmigrantes en España pasan hambre.

Responsables de Unicef advierten de niños de familias inmigrantes que van a la escuela sin desayunar. Leer más aqui: ABC.es


Por Luis Ruiz.

Crucifixión.

Por Luis Ruiz.

Apuntes.

...Decido salir a dar una vuelta por los alrrededores, eso si, estoy seguro que hoy no me dejaré arrastrar hacia los "suburbios". Me abrigo bien. Después de caminar un buen rato siento como el calor se va metiéndo en el cuerpo. Ando sin rumbo fijo. Nada, ningún detalle es capaz de captar mi atención. Podría gritar de impotencia. Reaccionarían los otros a esos gritos? No lo creo. En todo caso llamarían a la policía para reportar a un loco que anda alterando el orden de sus planificadas vidas. No estarían dispuestos a arriesgarse ni por hacer un bien. Pero no grito. Soy tan disciplinado que respeto ese orden. Casi vivo como ellos. Los observo a distancia, con el rabo del ojo, con la misma suspicacia que me miran a mí. Entre todos, pero sin mezclarme. Juntos, pero no revueltos.
O sea, que he aprendido la lección.


Por Luis Ruiz.

jueves, 13 de octubre de 2011

Alocución de Federico García Lorca al pueblo de Fuente Vaqueros (Granada) en septiembre de 1931. Y cuanta vigencia conserva hoy.

Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere no se encuentren allí.

<>, piensa, y no goza ya del espectáculo sino a través de una leve melancolía. Esta es la melancolía que yo siento, no por la gente de mi casa, que sería pequeño y ruín, sino portodas las criaturas que por falta de medios y por desgracia suya no gozan del supremo bien de la belleza que es vida y es bondad y es serenidad y es pasión.

Por eso no tengo nunca un libro, porque regalo cuantos compro, que son infinitos, y por eso estoy aquí honrrado y contento de inaugurar esta biblioteca del pueblo, la primera seguramente en toda la provincia de Granada.

No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que sólo hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan.  Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio del Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.

Yo tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede calmar su hambre facilmente con un pedazo de pan o con unas frutas, pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios, sufre una terrible agonía porque son libros, libros, muchos libros los que necesita y Dónde están esos libros?

Libros! Libros! Hace aquí una palabra mágica que equivale a decir: <> y que debían los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras.

Cuando el insigne escritor ruso Fedor Dostoyensky, padre de la revolución rusa mucho más que Lenin, estaba prisionero en la Siberia, alejado del mundo, entre cuatro paredes y cercado por desoladas llanuras de nieve infinita; y pedía socorro en carta a su lejana familia, sólo decía: <>.

Tenía frío y no pedía fuego, tenía terrible sed y no pedía agua: pedía libros, es decir, horizontes, es decir, escalera para subir la cumbre del espíritu y del corazón.
Porque la agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida.

Ya ha dicho el gran Menéndez Pidal, uno de los sabios más verdaderos de Europa, que el lema de la República debe ser: Cultura. Cultura porque sólo a través de ella se pueden resolver los problemas en que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz.


Por Luis Ruiz.

martes, 11 de octubre de 2011

Acerca de los prejuicios.

Pensaba hoy en la Librería mientras degustaba un exquisito café y miraba a través de los cristales caer la lluvia, y a los turistas aguerridos que paseaban a pesar del mal tiempo. Porque dias como estos son para quedarse recluídos ocupados en otros menesteres más íntimos. Aunque yo decidí salir desafiando al mismo diablo si oía decir que aparecería por una esquina. O quizás por eso mismo. Yo soy así.

Yo no dejo de sorprenderme, ando siempre con los sentidos bien abiertos captándolo todo. Sin prejuicios. Sin prejuzgar. Sin atenerme a lo que otros piensan de esto o de aquello, sino haciéndo mis propios juicios. Creo que de todo tengo que aprender, incluso de lo "malo", pués no sólo lo "bueno" enseña. La verdad es que yo, más que en todo, creo en mí. De cada plato que me ponen delante tomo lo que me gusta, sin preguntar antes quien fué el cocinero. Y desde luego, lo que no me gusta lo desecho aunque venga precedido de las mejores alabanzas.

Lo digo, porque es muy común hoy en día (pululan por todas partes) escuchar a quienes se erigen (ellos mismos) dueños de la verdad absoluta como única verdad, y no admiten otra. En arte, en política, en cosas cotidianas. Pienso que, dejarme llevar por lo preconcevido me cierra muchos caminos, y no quiero terminar encerrado en una celda de fustraciones construída por otros.


Por Luis Ruiz.

Björk - Biophilia - "Moon"



Por Luis Ruiz.

lunes, 10 de octubre de 2011